Logotipo del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana Logotipo - Estrategia de Movilidad
Logotipo del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana
Logotipo - Estrategia de Movilidad
Jueves 22 de Julio de 2021

Tecnología y Seguridad Vial: “Viajando con robots, los retos de la conducción autónoma”

Inicio Sala de prensa Tecnología y Seguridad Vial: “Viajando con robots, los retos de la conducción autónoma”

El pasado 30 de junio se celebró la V Jornada de Tecnología y Seguridad Vial (TECVIAL) bajo el título Viajando con Robots: Los retos de la conducción autónoma. FESVIAL y CARGLASS reunieron a expertos, científicos y representantes de administraciones para debatir sobre cómo la conducción autónoma afectará a aseguradoras, administración, personas y sociedad en general. Entre otros, participaron María José Rallo, Secretaria General de Transportes y Movilidad del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (MITMA); y Pere Navarro, Director General de Tráfico, DGT.

Imagen viajando con robots Viajando con robots

Según Bryan Reimer, investigador del MIT, una de las claves para el éxito de la automatización de la conducción será el comportamiento de los conductores. La falta de conocimientos y habilidades necesarios hacen que los sistemas ADAS (Advanced Driver Assistance System) sean menos eficaces en la realidad que lo previsto teóticamente. La automatización mejora la seguridad, pero requiere nuevos roles del conductor: monitorizar, colaborar y estar preparado para tomar el control.

Se está trabajando para reemplazar al conductor, pero será un proceso lento y se estima que pasará mucho tiempo para que se pueda comercializar el primer coche totalmente autónomo con un sistema de IA (Inteligencia Artificial) que no necesite la intervención humana. Según el ingeniero y doctor Bryan Reimer, “quedan décadas” para sustituir al conductor y estamos ante una “lenta evolución, no una revolución”. En esta misma línea, Pere Navarro, Director General de Tráfico considera “el coche autónomo tiene mucha literatura. En la DGT sí lo vemos, pero para circuitos o recorridos cerrados”. En sectores como la aviación, por ejemplo, el guiado total por parte de una máquina no ha sido el objetivo y se ha trabajado siempre para automatizar los procesos alrededor del piloto, para apoyarle, no para sustituirlo.

Para Neil Rogers, Director General de Carglass, la conducción automatizada puede ayudar a reducir los accidentes de tráfico y sus trágicas consecuencias. En esta línea, Juan Luis de Miguel (Director de Investigación en Centro Zaragoza) mencionó que en pruebas piloto en Estados Unidos se han detectado resultados prometedores: un 50% menos de colisiones por alcance por el sistema de frenado de emergencia mejorado; y un 14% menos de choques laterales al cambiar de carril por el detector de ángulo muerto.

La automatización también afectará a las compañías de seguros. Se podría plantear un recálculo de las primas del seguro por la reducción de siniestralidad, pero por otro lado la automatización también afectará la determinación de responsabilidades en caso de accidente. Esto último será más complejo ya que influye el nivel de automatización del coche en el momento, si hubo alertas o avisos etc.

Eduardo Vicent Clemente, sociólogo, abordó las perspectivas sociales de la conducción autónoma, brecha tecnológica, privacidad de los datos y sectores beneficiados y perjudicados. Los aspectos éticos son aún cuestiones a resolver y es necesario encontrar un balance entre los riesgos que conlleva la automatización con las ventajas y un aumento de seguridad comparado con la conducción humana.

María José Rallo destacó que el MITMA cree en las posibilidades que ofrece la conducción conectada, primero, y autónoma a más largo plazo. El objetivo del MITMA es que España desarrolle todo su potencial como campo de pruebas para la conducción conectada y autónoma y como ecosistema productivo creador de sinergias. “España fue el país de Europa con una regulación específica para pruebas de coches autónomos, con una red viaria de altísima calidad, una meteorología favorable, una actitud abierta de administraciones y un alto nivel de aceptación social” destacó la Secretaria General de Transportes y Movilidad. Reiteró también que será necesaria la participación de toda la administración, del sector privado y del académico.