Logotipo del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana Logotipo - Estrategia de Movilidad
Logotipo del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana
Logotipo - Estrategia de Movilidad
Martes 16 de Febrero de 2021

La importancia de la distribución de última milla en las ciudades

Inicio Sala de prensa La importancia de la distribución de última milla en las ciudades

En la actualidad la mayoría de las ciudades se proponen ser ciudades inteligentes en un sentido amplio: no sólo contando con las tecnologías y comodidades modernas, sino también aspirando a ser limpias, libres de contaminación y eficientes desde el punto de vista energético. Uno de los aspectos de la planificación urbana que afecta a los objetivos anteriores es el concepto de logística de entrega de última milla o Distribución Urbana de Mercancías (DUM).

La importancia de la distribución

En la actualidad la mayoría de las ciudades se proponen ser ciudades inteligentes en un sentido amplio: no sólo contando con las tecnologías y comodidades modernas, sino también aspirando a ser limpias, libres de contaminación y eficientes desde el punto de vista energético. Uno de los aspectos de la planificación urbana que afecta a los objetivos anteriores es el concepto de logística de entrega de última milla o Distribución Urbana de Mercancías (DUM).

Para entender la importancia de la entrega de última milla, hay que tener en cuenta el crecimiento que ha experimentado el comercio electrónico, consecuencia del empleo de internet y tecnología móvil para la compra de productos de primera necesidad como alimentos y ropa, además de servicios especializados. Esto ha obligado a las empresas a adoptar un nuevo modelo de negocio para llevar la mercancía a la puerta del cliente, cuya planificación y ejecución se denomina entrega de última milla.

Supone una tarea compleja que afecta al tráfico rodado y a la ocupación del espacio público, en definitiva a toda la vida urbana:

  • las entregas relacionadas con el comercio electrónico llevan aparejado un aumento de la congestión en zonas céntricas de las ciudades y especialmente durante las horas punta.
  • Los camiones de reparto y los vehículos de transporte al ralentí debido a la congestión hacen que los vehículos liberen cantidades masivas de contaminantes atmosféricos, que reducen aún más la ya mala calidad del aire de las ciudades, uno de los problemas más graves en la mayoría de las ciudades del mundo en la actualidad.
  • Por último, la carga y descarga desorganizada supone la ocupación del espacio urbano que idealmente debería estar destinado a otro tipo de usuarios; produciendo aún más incomodidades al tráfico rodado o y al resto de usuarios.

A estos retos de convivencia y medioambientales en las ciudades se le suma las cada vez más altas expectativas de los clientes, que reclaman servicios eficientes y rápidos, incluso en el mismo día u horas después de completarse la compra. Cualquier retraso puede ser muy costoso y financieramente perjudiciales para la empresa. La labor de planificación y ejecución minuciosa del reparto y entrega es muy importante, por tanto, también, para la empresa de logística.

La entrega en última milla y la distribución urbana de mercancías debe ser planificada y ejecutada de manera sostenible para no causar graves inconvenientes y daños a pequeña y gran escala a muchos actores diferentes; desde los consumidores finales o las propias empresas de distribución hasta los habitantes de las ciudades  tales como los consumidores finales, las empresas, las empresas distribuidoras e incluso al medio ambiente.