Logotipo del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana Logotipo - Estrategia de Movilidad
Logotipo del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana
Logotipo - Estrategia de Movilidad
Martes 23 de Febrero de 2021

La Comisión Europea propone un Nuevo Reglamento sobre Baterías

Inicio Sala de prensa La Comisión Europea propone un Nuevo Reglamento sobre Baterías

En diciembre de 2020, la Comisión Europea ha propuesto un nuevo Reglamento sobre baterías (COM(2020) 798/3) con anexos para garantizar que las baterías que se comercializan en el mercado europeo sean sostenibles y seguras durante todo su ciclo de vida. Es la primera iniciativa de la Comisión Europea en el marco de su Plan de Acción de Economía Circular.

Nuevo Reglamento sobre Baterías

En diciembre de 2020, la Comisión Europea ha propuesto un nuevo Reglamento sobre baterías (COM(2020) 798/3) con anexos para garantizar que las baterías que se comercializan en el mercado europeo sean sostenibles y seguras durante todo su ciclo de vida. Es la primera iniciativa de la Comisión Europea en el marco de su Plan de Acción de Economía Circular.

Las baterías y los acumuladores desempeñan un papel esencial para el buen funcionamiento de muchos productos, aparatos y servicios de uso cotidiano, constituyendo una fuente de energía indispensable en nuestra sociedad. Cada año unas 800.000 toneladas de baterías de automoción, 190.000 toneladas de baterías industriales y 160.000 toneladas de baterías de consumo entran en la Unión Europea.

No todas estas baterías se recogen y reciclan adecuadamente al final de su vida útil, lo que aumenta el riesgo de liberación de sustancias peligrosas y constituye un desperdicio de recursos. Muchos de los componentes de estas baterías y acumuladores podrían reciclarse, evitando la liberación de sustancias peligrosas al medio ambiente y, además, proporcionando materiales valiosos a importantes productos y procesos de producción en Europa.

La legislación de la UE sobre residuos de baterías se plasma en el nuevo Reglamento sobre baterías. Su objetivo es contribuir a la protección, preservación y mejora de la calidad del medio ambiente minimizando el impacto negativo de todos los tipos de baterías y acumuladores, incluidas las baterías de los vehículos eléctricos. También garantiza el buen funcionamiento del mercado interior al armonizar los requisitos de comercialización de baterías y acumuladores. Con algunas excepciones, se aplica a todas las baterías y acumuladores, independientemente de su naturaleza química, su tamaño o diseño.

Para alcanzar estos objetivos, la Directiva prohíbe la comercialización de baterías que contengan algunas sustancias peligrosas, define medidas para establecer sistemas destinados a alcanzar un alto nivel de recogida y reciclaje, y fija objetivos para las actividades de recogida y reciclaje. La Directiva también establece disposiciones sobre el etiquetado de las baterías y su retirada de los equipos.

También pretende mejorar el comportamiento medioambiental de todos los operadores que intervienen en el ciclo de vida de las baterías y acumuladores, por ejemplo, los productores, los distribuidores y los usuarios finales y, en particular, los operadores que participan directamente en el tratamiento y el reciclado de los residuos de baterías y acumuladores. Los productores de baterías y acumuladores y los fabricantes de otros productos que incorporan una pila o un acumulador serán responsables de la gestión de los residuos de las baterías y los acumuladores que comercializan.